derf.com.ar    Lecturas hoy: 148227


     



Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

MISCELáNEAS


Tratamiento revolucionario para el Alzheimer



Fecha: 11/01/2018   07:31  |  Cantidad de Lecturas: 1452

Las personas con demencia, a menudo, todavía tienen una buena memoria a largo plazo· Para esto, hoy se pretende replicar escenarios de tiempos pasados para ayudarlos





 

En una reciente mañana de invierno, Gertraude Bauer y Gerda Noack fueron de compras en la Alemania Oriental comunista.

"Aquí tenemos una ponchera", dijo Carmen Mesech, quien parecía ser una asistente de ventas en la tienda Intershop, un exclusivo establecimiento de la era comunista donde las mujeres estaban examinando mercancía.

"Esto solía ser muy popular", respondió Bauer con una sonrisa.

"Y el pan siempre estaba fresco", agregó Noack, mirando a lo lejos.

Las dos, de 93 años de edad, pasaron gran parte de sus vidas en la antigua República Democrática Alemana (RDA). Ahora, décadas después, la era comunista desaparecida resurgió, al menos para ellos. La tienda Intershop en la que estaban paseando era, por supuesto, una reproducción, y la canción que sonaba de fondo, Old like a Tree, había desaparecido de la radio hace tiempo.

Luego se abrió una puerta y entró una enfermera. Era la hora de la siesta diaria de los dos enfermos de Alzheimer y, por ahora, el final de su día de compras retro.

Bauer y Noack, que viven en un hogar de ancianos en esta ciudad del este de Alemania, han sufrido durante años la enfermedad degenerativa que les roba a los pacientes su capacidad de recordar. Por unos pocos minutos, sin embargo, dan la impresión de haber superado su condición y recuperar el control de sus recuerdos. Para ellos, la vida en la antigua Alemania comunista, un país que se fusionó con la Alemania Occidental después de la caída del Muro de Berlín en 1989, es más vívida que las experiencias que pudieron haber tenido hace solo unos minutos.

"Las personas con demencia, a menudo, todavía tienen una buena memoria a largo plazo, mientras que su memoria a corto plazo ya no funciona. Puede que no recuerden tan bien a los familiares, pero pueden recordar muy bien ciertos detalles de hace décadas", señala Ursula Beer, una voluntaria en el hogar de ancianos.

Ese sitio, llamado Alexa, donde viven Noack y Bauer, está tratando de desencadenar esos recuerdos mediante la recreación de escenarios de la era comunista como una forma de terapia. Mientras otros hogares de ancianos también están tratando de ayudar a sus residentes a recordar detalles de sus vidas, lo que está sucediendo aquí podría ser el único esfuerzo concertado para recrear toda una era histórica para sus residentes.

"Al principio no teníamos idea de cómo podíamos devolver algo de vitalidad a los residentes. Ellos, que sufren de demencia, a menudo tienen un desafío porque son incapaces de estructurar sus propias vidas y no saber realmente qué hacer con ellos mismos", señala Gunter Wolfram, el director de 49 años de la casa de reposo.

Una forma ampliamente utilizada de terapia consiste en mostrarles a los pacientes las viejas herramientas de su oficio. Por ejemplo, dando peines a un ex peluquero para así reactivar los recuerdos. Pero ese enfoque parece funcionar solo si el paciente estaba entusiasmado con su línea de trabajo; en la Alemania del Este, donde la elección de profesiones estaba fuertemente regulada por el estado, pocas personas lo estaban.

La respuesta fue mucho más sorprendente hace dos años, cuando Wolfram compró una scooter de la Alemania del Este, de la década de los sesenta, para decorar su hogar de ancianos. "Recordaron las características de la moto y nos contaron historias sobre cómo habían ido de viaje con sus amigos en el pasado", relató acerca de los pacientes.

Luego pasó a comprar otros artículos de uso común en la Alemania Oriental comunista durante la década de los sesenta, incluyendo las radios antiguas, pasaportes, secadores de pelo, incluso los anuncios de helados ampliamente conocidos. Los mostró en una "sala de memoria" dedicada que también presentaba un pequeño supermercado, una sala de estar tradicional y sillas cómodas.

Wolfram y su equipo de enfermeras pronto notaron cambios entre los pacientes que pasaron sus días en un entorno modelado según la Alemania que una vez conocieron. Comenzaron a beber más agua y a comer más, y de repente podían ir al baño, de nuevo, solos. "Mostraron habilidades que no habían mostrado antes", relató Wolfram.

Para que el experimento tenga éxito, las enfermeras más jóvenes también tenían que aprender más sobre la RDA con tal de que pudieran parecer creíbles, como si estuvieran viviendo en una era que nunca habían experimentado. "Logré aprender mucho sobre la Alemania Oriental de mis colegas mayores y, por supuesto, interactuando con los ancianos de aquí", explica Mesech, de 33 años, la enfermera que estuvo actuando como miembro del equipo de Intershop cuando aparecieron Noack y Bauer.

Beer, que tiene 64 años y realmente recuerda ese período, los ayuda a todos, y les cuenta anécdotas sobre su primera visita desde detrás de la Cortina de Hierro. "Recuerdo la primera vez que me permitieron viajar a la Alemania Occidental y vi kiwis. Pensé: ¿por qué tienen esas patatas tan divertidas?", contó.

Algunas enfermeras también reconocieron que se inspiraron en la película ¡Adiós, Lenin!, que cuenta la historia de una madre procomunista que sufre un ataque al corazón después de que arrestaran a su hijo por participar en una protesta contra el Gobierno. Cuando finalmente se despierta del coma, el Muro de Berlín se ha derrumbado y su amado país comunista también está cayendo. Su familia decide recrear la Alemania Oriental para ella y pretenden aparentar que nada ha cambiado, por temor a que sufra otro ataque fatal si descubre la verdad.

Poco después de que se lanzara el experimento del hogar de ancianos, el equipo de Wolfram expandió la iniciativa por otra década. Se renovó una segunda sala en función de la arquitectura y los elementos cotidianos comunes de los años setenta. En la entrada de la casa de reposo, los visitantes ahora también son bienvenidos con una pintura que representa el Muro de Berlín, el símbolo más conocido del fracaso comunista de la Alemania Oriental como estado y su posterior desaparición.

Más de 100.000 alemanes orientales intentaron huir de su país entre 1961, cuando se construyó el muro, y 1989, cuando cayó en una revuelta casi desconcertantemente pacífica. Al menos 270 personas murieron tratando de cruzar la frontera hacia la Alemania Occidental. Los soldados de la Alemania del Este recibieron instrucciones de disparar contra cualquiera de sus compatriotas que trataran de escapar del sistema políticamente represivo y económicamente en bancarrota.

Y, sin embargo, muchos ex alemanes orientales, nacidos en un país que ya no existe, todavía tienen recuerdos principalmente positivos de esa época. También recuerdo un país en el que las mujeres eran contrapartes iguales de sus compañeros de trabajo, recibían el mismo salario y tenían las mismas responsabilidades, y el desempleo era bajo. "Además de las dificultades, también hubo recuerdos muy agradables, desde el primer amor, el primer ciclomotor y esas pequeñas libertades que tenías", relató Wolfram.

Él mismo se enfrentó a la represión bajo el régimen comunista después de que su familia solicitara un permiso para abandonar la RDA legalmente. Su inquietud personal acerca de las sugerencias de que podría estar glorificando a la RDA está a solo unos metros de la sala de memoria con temas de los sesenta: la gran sala de al lado está configurada como un cine con temática de Hollywood e incluye una biblioteca con guías de viaje para lugares como Londres, Escocia y Grecia.

A la mayoría de los alemanes orientales se les prohibió ver películas de Hollywood y viajar al oeste hasta 1989, y esos lugares parecían inimaginablemente lejanos para ellos. Ahora, en el asilo de ancianos, Hollywood y Alemania Oriental están separados por una delgada pared. El plan es, en unos pocos años, también volver a crear la década de los ochenta, la década en la que cayó el Muro.



Fuente:  11 de enero de 2018 (SM - DERF)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
   Lecturas hoy: 148228 Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados